En los últimos años ha comenzado a desarrollarse e instalarse equipamiento de generación de energía mediante la utilización de recursos del tipo renovable.

El avance tecnológico ha permitido que domicilios particulares, comercios e industrias se generen parte de la energía eléctrica que consumen y eventualmente inyectar sus excedentes a la red del Distribuidor.

La Provincia de Bs As, si bien a la fecha no ha adherido a la Ley nacional respectiva, lo ha venido contemplando en el Reglamento de Suministro y Conexión que regula la relación Distribuidora-Usuario, siendo los lineamientos más importantes  los que se detallan a continuación:

•             Cualquier usuario que considere utilizar equipamiento de generación propia, y que ésta se conecte a la red del Distribuidor, tiene la obligación de informar expresamente de tal instalación.

•             El distribuidor debe aceptar técnicamente ésta conexión que podrá tener una potencia máxima igual o menor que la contratada al momento de solicitarla.

•             Se deberá instalar un equipo de medición que permita contabilizar la energía absorbida por el usuario y la entregada por éste a la red en el momento que no pueda consumir toda la energía que genere.

•             El usuario tiene la obligación de instalar protecciones para la operación del mismo que aseguren seguridad operativa y personal para los habitantes de la vivienda/comercio/industria (puesta a tierra, descargadores, disyuntor, etc.).

•             El equipamiento instalado deberá asegurar la desconexión a la red del distribuidor cuando la red de este se encuentre desenergizada (independientemente del motivo)

•             Finalmente se debe firmar un contrato comercial para definir los criterios de compra y venta de energía entre el usuario y el Distribuidor.

•             El Distribuidor podrá Suspender el Suministro de un usuario en el caso de comprobar la conexión de equipos de autogeneración no declarados que inyecten energía a la red de distribución.

Tales lineamientos deben ser tenidos en cuenta para aquellos usuarios que han optado o tiene previsto instalar equipos de generación renovable inyectando energía a la red de USINA

Antigua Sala de Máquinas

A fines del año 1934 se realizó el acto de colocación de la piedra fundamental de la Usina Popular y, a principios del año 1936, se pusieron en marcha los dos primeros motores que darían energía eléctrica a los vecinos de Tandil en competencia con el Distribuidor de ese momento, el Trust.

Esos dos primeros motores adquiridos en Europa fueron el inicio de una central de generación que llegó a  poder inyectar, con la incorporación escalonada de más generadores (en 1938 un tercero y así sucesivamente) una potencia de 10 MVA con un total de ocho máquinas.

Esta central de generación contaba con tanques de combustibles, torre de agua, piletas de enfriamiento, circuito de aceite, circuito de aire comprimido y todos los equipos auxiliares que eran necesarios con capacidad para un funcionamiento continuo.

El desarrollo industrial de Tandil, y del país en general, requeriría de mayor disponibilidad de energía eléctrica, por lo que la Nación comenzó a construir importantes centrales de generación y una red de transmisión con capacidad suficiente para abastecer las grandes ciudades con un costo significativamente menor  al que se podía obtener con la generación local.

Esta nueva alternativa le dio a la ciudad la oportunidad de tener energía eléctrica a un menor costo, conectándose a la central térmica de Necochea mediante una red de alta tensión que ingresaba a la ciudad a través de una estación transformadora ubicada en la RN226. Este fue otro paso para garantizar el suministro a la ciudad con destino residencial, comercial e industrial a costos razonables para esa época.

Fue así que la Usina optara, en el año 1962, por alimentarse en forma habitual de la red Nacional y mantener los motores propios operativos para darle continuidad al servicio ante fallas en la alimentación o para cubrir los ocasionales pedidos de reducción de demanda por déficit en el sistema interconectado que, como todo sistema en sus comienzo, registró algunos problemas de disponibilidad.

A medida que pasó el tiempo, el sistema nacional se hizo más estable y la demanda de una ciudad en constante crecimiento hicieron que los motores de la Usina, que ya no podían abastecer a toda la ciudad ante una falla, se usaran en muy pocas ocasiones en emergencia para darle continuidad de servicio a usuarios críticos como por ejemplo el hospital municipal o parcialmente a los hornos de Metalúrgica Tandil ya que además estos, en ese momento, contaban con líneas casi exclusivas de alimentación por su cercanía a los motores de la Usina.

Hoy la demanda de la ciudad alcanza los 60 MVA y la red del Sistema Interconectado que alimenta la ciudad, ofrece diferentes alternativas de alimentación como son las redes que llegan a nuestra ciudad desde Olavarría, Barker o Necochea para disponer de la energía generada en distintos lugares del país como por ejemplo la centrales hidráulicas de la zona del Comahue.

Actualmente los centros de salud como son el Hospital Municipal, el de Niños, el Sanatorio Tandil y la Clínica, entre otros clientes importantes, poseen grupos propios para las emergencias y además, por el crecimiento de los clientes conectados las redes, estas ya no son exclusivas lo que hace que operativamente sea muy difícil abastecer clientes puntuales como en épocas de menor consumo.

Finalmente el costo de funcionamiento, la antigüedad de las máquinas, la falta de repuestos, la poca capacidad de generación comparada con la demanda la ciudad, la imposibilidad operativa de abastecer clientes críticos y la alta disponibilidad de la red de alta tensión, aportaron para que la antigua sala de motores dejara de estar operativa a fines de los años ’90.

Hoy la Usina se encuentra abocada a ampliar el vínculo que posee con el sistema interconectado construyendo una nueva estación transformadora en el área Industrial  porque la inicial, ubicada sobre la RN226, ya pasó por un proceso de ampliación y ahora alcanzó el límite operativo confiable. En estos momentos la antigua sala de motores no está operativa y cumple otro tipo de función como es la educativa y está abierta a instituciones o a todo aquel que le interese conocer la historia de este hito en la evolución de la ciudad.

Compartir...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!

Solicitá tu turno
Si desea ser atendido en una sucursal o ser llamado por un representante, solicite su turno.

Solicitar Turno