La Usina de Tandil, viene trabajando en la implementación progresiva del sistema de telecontrol en sus redes de media tensión, con el objetivo de mejorar significativamente la calidad del servicio eléctrico.

La Usina de Tandil lleva adelante el proceso de automatización de la red de Media Tensión: El telecontrol posibilitará la rápida identificación de problemas que generan interrupciones en el fluido eléctrico, reduciendo así el tiempo que se emplea para intervenir y restablecer el servicio.

Con el objetivo de mejorar significativamente la calidad del servicio eléctrico, la distribuidora de energía de la ciudad serrana adquirió reconectadores y seccionadores que fueron colocados de manera estratégica. “Estos equipos de protección y maniobra ya se encuentran operativos y programados de tal manera que permiten aislar la falla y acotar la tarea de búsqueda del evento que generó la actuación de los mismos”, señalaron desde el área técnica de la Usina de Tandil.

“Ahora nos encontramos en el proceso de comunicarlos con nuestra sala de control operativo vía fibra óptica o por enlaces inalámbricos, según la disponibilidades y la forma de acceso que tengamos a los equipos. Ya tenemos la mitad de los equipos conectados registrando valores de carga y niveles de tensión de la zona que alimentan, además de las operaciones imprevistas por fallas o las que son ejecutadas por nuestro personal desde el centro de control” se indic{o desde la distribuidora local.

Como resultado de este proceso de inversión se ha logrado bajar la tasa de fallas de la zona urbana, mejorar la velocidad de reposición del servicio de los usuarios afectados, reconfigurar con mayor velocidad la red ante una falla persistente, dar mayor seguridad operativa del personal que ejecuta estas maniobras y contar con parámetros eléctricos que permiten generar curvas de cargas de distintos sectores del área de concesión, que posteriormente son utilizados para la programación de inversiones y tareas de mantenimiento programado.

Cabe señalar que más del 70% de la red de Media Tensión de la Usina de Tandil posee una topología del tipo urbana en el tramo inicial y se extiende a la periferia de la ciudad a través de alimentadores de 13,2 kV.

En su mayoría, el tramo urbano es del tipo subterráneo con un muy bajo índice de fallas. Pero a medida que se sale de la zona urbana, se transforma en líneas aéreas y por consiguiente la tasa de fallas es mayor en esos tramos.

Teniendo en cuenta esos datos y sabiendo que se pueden despejar las fallas lo más cerca de su origen, “mejoramos la calidad de servicio de más del 80% de los usuarios, con la implementación del Sistema de Telecontrol”, dijeron desde la sociedad de economía mixta.

El proyecto demandó una inversión cercana a los 10 millones de pesos y fue desarrollado e implementado en su totalidad por personal de distintas áreas de la Usina de Tandil.

Compartir...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!